Ganadores del 3° concurso de calaveritas literarias PDF Imprimir E-mail

En el Museo del Caracol estamos complacidos de anunciarles a los ganadores del 2° concurso de calaveritas literarias. Estamos muy agradecidos por la respuesta que tuvo. Felicitamos a todos aquellos que enviaron su calaverita, y les compartimos a los tres ganadores. En breve nos pondremos en contacto con ustedes para la entrega de sus premios.

 

1° Lugar. Calaverita dedicada de José María Morelos 

Victor M. Ríos.

 

El realista de Calleja,
furibundo, echando pestes,
ha enrolado entre sus huestes
a la calavera vieja.
Y enojado le aconseja
que fuera a surianos suelos
tras las huellas de Morelos,
y luego como pudiera,
con su mano lo cogiera,
aunque fuera de los pelos.

Mas la parca no contaba
con la astucia de Morelos,
y ella con viles señuelos
en Acapulco lo espiaba. 
Cuando el prócer se acercaba
al Fuerte del Veladero,
él fue quien la vio primero
y le dijo a La Catrina:No te temo malandrina.
pues yo soy el mero mero.

Morelos con mucha maña,
y ese valor admirable
desenfundó pronto el sable
y ella tomó la guadaña.
Entonces con mucha caña
a la calaca venció
y después la convenció
de que a Calleja dejara
y a sus filas se agregara;
y la huesuda aceptó.

Más con instinto felón,
pensó la calaca impía,
que si a Morelos se unía,
ella entraría en acción
para mandarlo al panteón
como Calleja deseaba.
Por eso ella cabalgaba
junto a él, cual guerrillera,
y así la vil traicionera,
hasta besitos le daba.

Morelos se percató
que ella con su plan perverso,
quería darle mastuerzo,
pero él se le adelantó.
Calleja se enfureció
y en Cuautla, un sitio ponía
porque aprenderlo quería;
mas Morelos que era gallo,
justamente un dos de mayo,
ese cerco rompería.

Así terminó este asunto,
y Morelos no se queja,
ya que a la parca y Calleja,
ha convertido en difuntos,
hoy han variado los puntos,
se cambió la tradición
y el prócer esta ocasión
de la parca se escapó,
como también se salvó
del yugo nuestra nación.

 

 2º Lugar. Dedicada a Vicente Guerrero. 

Mario Saúl Moctezuma.

 

La Calaca rastreó en el cerro,
y entre la sierra y la montaña,
buscaba a Vicente Guerrero,
pa´ enterrarle su guadaña.

Y es que Guerrero salió bien canijo,
y a los realistas les hizo la guerra,
les gritó: “Ustedes son unos jijos…,
¡triste su calavera!”

Por eso llegó la Flaca,
a buscar al ex-arriero,
invocada por Apodaca,
a prepararle pronto su entierro.

“Ex-arriero pero bien fiero”,
-le vociferó a la Tilica muy retador-
pa´ mí la patria es primero,
aunque se me hinque mi progenitor.”

“Tranquilo, no te me alebrestes,
-le dijo con parsimonia la Parca-
te ofrezco para ti y tus huestes,
indultos si rinden las armas.”
“No me espantas, Flacucha,
y déjame aclararte algo:
jamás abandonaré la lucha,
que inició el padre Hidalgo.”

“Por eso mismo te digo,
si no quieres verte bajo los suelos,
no vaya a llevarte conmigo,
ahí, donde tengo a Morelos.”

“Tu propuesta huele a indecencia,
parece que la dictó un tal Antonio,
yo conseguiré la Independencia,
así tenga que abrazar al demonio.”

“Por tu valor olvidaré tus afrentas,
pues eres muy testarudo, Vicente,
en unos años haré las ofrendas,
para ti y tus insurgentes.”

Gracias, Pelona, dientes de maíz,
y ya ve guardando tu guadaña,
que con Alquisiras liberaré al país,
del yugo de la invasora España.

 

3º lugar. Dedicada a Miguel Hidalgo. 

Jaime Ernesto Esquivel.

 

Fue un estudiante brillante,
Persona noble y sencilla,
De Pénjamo, Guanajuato:
Miguel Hidalgo y Costilla

Además de hablar francés,
Purépecha dominaba,
También náhuatl y otomí
Que por la zona se hablaba…

Como Cura del lugar
Protegía mucho a la gente
Y los enseñó a luchar
Para ser independientes…

Mientras todo esto pasaba
Escondida entre las calles
Se encontraba la Catrina
Vigilando los detalles

“Qué persona tan valiente”
¡Lo quiero junto a mi silla!
“Si el es Don Miguel Hidalgo…
Yo quiero ser su Costilla”

“Lo dejaré terminar 
Su labor libertadora
Que él les enseñe el camino
Y luego…que llegue su hora”

La Catrina cumplió el trato,
Don Miguel tranquilo y serio
Terminada su labor,
Va camino al cementerio.

Hoy el Padre de la Patria
A las calacas ayuda
Para que se independicen
De su jefa “La Huesuda”

 

Mención honorífica para Daniela Abigail Orozco.

 

El camino de los héroes.

Las lapidas de piedra,

Llenas de conocimiento,

Están contando anécdotas,

Hasta quedarse sin aliento.

 

El día de muertos se celebra,

Aún con dolor de muelas,

Con flor de cempasúchil,

Calaveras, comida y velas.

 

Estaba paseando por ahí,

José María Morelos y Pavón,

Hasta que sin darse cuenta,

Ya se encontraba en un panteón.

 

Con el ruido Miguel Hidalgo,

Salió de su tumba enojado,

Y antes de echar el grito,

El desastre lo dejo callado.

 

Cuando se llevó la muerte en 1915,

A nuestro presidente Porfirio Díaz,

Llenaron completa la tumba,

De flores y lirios todos los días.

 

Llegó Matilde Petra Montoya,

Intentado calmar el infinito dolor ,

De aquellas almas en pena,

Que fueron perdiendo su color.

 

Emiliano Zapata huía,

Tratando escapar de la calaca,

Hasta que le dio un calambre,

Y en la caída perdió su petaca

.

Benevolente trato de ayudarle,

Como buena compañera,

Lamentable falló el intento,

Gertrudis Bocanegra.

 

Después de tanto ajetreo,

Estaba molesta la huesuda,

Como venganza a los patriotas,

Dictó una condena fría y cruda.

 

Todos estaban asustados,

Y despavoridos corrieron,

Cuando los alcanzaron,

Solo clemencia pidieron.

 

Ahí mismo caminando,

un niñito se asustó,

tan concentrado estaba

que sin remedio tropezó.

 

 

 
Preguntas Frecuentes / Contacta con el administrador de la página

Rampa de acceso al Castillo de Chapultepec,1a. Sección del Bosque de Chapultepec, Col. San Miguel Chapultepec, C.P. 11580. México D.F.  Horario de Martes a Domingo de 9:00 am a 4:15 pm. Teléfonos: 4040-5241, 4040-5242 y 4040-5245

MUSEO DEL CARACOL - DERECHOS RESERVADOS. © 2016

Volver al Inicio